Lo que me ata

No existe,

pero la invento.

Dice que es una mujer

que me ama.


Alega soñar 

con algún día tenerme.

No escuché a Ulises

y me cautivó su canto


Ella se aparece,

casi se deja tocar

en un instante de delirio


Me paro frente al cuadro de una sirena

y comprendo que nunca nos volveremos a encontrar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s