La reseca

Un manto negro

Cubre sus huesos.

El pesar,

El desconsuelo

La abruma


No pudo con la risueña

Con su sonrisa

Que se funde en un rayo de luz

Y se expande


Se aleja cabizbaja 

Porque entiende que es perpetua

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s