Invisibilidad

¿Soy invisible? Me siento invisible. Rodeado de toda esta gente, nadie me ve. Quizás alguien si me ve, pero nadie me mira.

Pasamos la tarde hablando entre amigos, hacía tiempo ya que no nos veíamos y el cumpleaños de Ramón, quien además invitó el asado, era la excusa perfecta para todos, ninguno podía faltar. Estábamos todos por primera vez, los 12 del grupo, que siempre hablábamos mucho por el whatsapp pero finalmente nunca concretábamos una juntada “multitudinaria”, como luego la llamamos. Tras comer una barbaridad de carne, más de lo que usualmente puedo soportar, vi como poco a poco todo el grupo fue abandonando con excusas diversas. Finalmente quedamos los cuatro fantásticos, los mismos de siempre, los mismos que todos los fines de semana teníamos la odisea de conseguir gente para salir y terminábamos solos, claro menos cuando conseguíamos un grupo de mujeres y aparecían todos los sátrapas que ni por casualidad nos hubiesen “bancado” en una salida. Si tengo que ser sincero, estoy seguro que ninguno tenía al menos una mínima pizca de ganas de salir, pero aún así nadie se animaba a decirlo. Pasamos unos segundos mirándonos fijos, cerveza de por medio, que parecieron horas. Carlos rompió el silencio, dijo –Y bueno muchachos. ¿Vamos a salir?, es el cumpleaños de Ramón, yo tengo un amigo que nos hace pasar al boliche, ese que todos saben, sin pagar un peso. – . Las últimas palabras fueron las que más nos llegaron, ya que todos estábamos ahorrando para las vacaciones y ninguno contaba con un mísero peso, y menos para salir en una noche que no ameritaba. Ramón, que siempre se negaba a manejar, se ofreció enérgicamente a poner auto, así que sin dudarlo y tras revolver su placard entero, partimos con rumbo a la costanera. A mi nunca me habían gustado esa clase de boliches, muy de moda, donde la gente se producía mucho más que para su propio casamiento, el estacionamiento de autos lujosos, en donde la gente esperaba de más en el auto para que los vieran bajar de los mismos. Pero bueno, al fin y al cabo, era el cumpleaños de Ramón y estábamos a merced suya, así que cerré la boca, y no protesté. Los patovicas nos escanearon de arriba abajo, pude ver en sus rostros un dejo de burla, seguro por la forma que estábamos vestidos, pero rápidamente nos hicieron pasar por el contacto de Carlos, que no paraba de hacerse el importante.

Veo un par de rubias de aparentemente nuestra edad, increíbles, bailando junto a unos vejestorios, ridículos, gordos, usando ropa apretada y de moda para simular algo que realmente no eran. ¿Será todo por plata lo de las rubias? No creo que se dejen humillar así solo por un poco de plata, la verdad no lo sé. Me chocan, me enojo, pero parece ser que ni cuenta se dieron, ni se dieron vuelta, ni escucharon, ni sintieron mi rabia. Me empiezo a sentir invisible. Miro la carta, ni por casualidad puedo pagar un trago, ni veo una sola mujer acercarse a pedirme un trago, como sí lo veo con otros viejos, feos, pero que aparentan ser ostentosos. Javier, el otro de mis amigos, alentado por Ramón y Carlos, intenta sacar a bailar a una mina. Una morocha corpulenta, que en cualquier otro lugar se hubiese abalanzado hacia Javier, un personaje con mucha facha y carismático, pero en este boliche lo saca, lo rechaza. Prueba con otra, más fea aún y pasa lo mismo. Ramón y Carlos se atragantan de carcajadas, a Javier se lo nota indignado. Yo por mi lado, miro a la gorda petisa que Javier intentó sacar a bailar antes y la veo bailando con el tipo más ridículo que vi en mi vida, eso sí, tenía un perfume de dólares, que se le notaba a kilómetros. Me chocan de nuevo, ya ni vale la pena indignarse. Realmente, acá soy invisible, no tengo ganas de hacerme notar en un lugar donde si realmente alguien me ve, nadie se anima a mirarme.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s